Retire las pegatinas con un limpiador a vapor.

La mejor manera de quitar vinilos y adhesivos.

Los limpiadores a vapor de primera calidad de Dupray son la herramienta perfecta para eliminar calcomanías de vinilo, produciendo vapor de temperaturas de hasta 175ºC / 345ºF que disuelven los adhesivos instantáneamente. El vapor es el método más rápido y efectivo para remover gráficos, calcomanías, envolturas, letras o etiquetas de vinilo fácil y seguramente. Incluso sujetadores para vehículos y ventanas, que usualmente son muy difíciles de remover, no se comparan con el poder del vapor. ¡No se necesitan químicos dañinos! Es completamente natural.

Los limpiadores a vapor pueden ser utilizados para remover básicamente cualquier tipo de vinilos y calcomanías de una amplia variedad de superficies.

Utilice el vapor para:

  • Remover calcomanías, envolturas, letras y etiquetas.
  • Eliminar calcomanías y vinilos no deseados de superficies delicadas incluyendo el exterior de los automóviles, espejos y ventanas.

Las ventajas de los limpiadores
a vapor Dupray.

 Remove vinyl- Dupray Steam Cleaner

La manera más rápida de remover vinilos y calcomanías.

Dupray ofrece los limpiadores a vapor de grado comercial con más potencia del mercado en modelos de 110V y 220V que se calientan hasta 175ºC / 345ºF. Con rápidos tiempos de calentamiento y un increíble poder de eliminación de adhesivo, son esenciales para la eliminación profesional de vinilo. Además, los limpiadores a vapor Dupray vienen empaquetados con todos los accesorios necesarios para remover etiquetas y envolturas de vinilo sin esfuerzos.

Un poco de vapor para remover mucho vinilo.

Los gráficos de vinilo son todos diferentes y cada etiqueta va a reaccionar de forma diferente al vapor. Las piezas digitalmente impresas usualmente van a ser más resistentes que el vinilo delgado. El calor y la poca humedad producidos por los limpiadores a vapor Dupray son perfectos para remover cualquier tipo de calcomanías o etiquetas.

El vapor suaviza el vinilo y disuelve adhesivos haciendo más fácil pelarlos sin dañar o dejar algún tipo de residuo. Usualmente, una sencilla exposición de 5 segundos de vapor es suficiente para una eliminación rápida y fácil. El proceso es muy simple, utilice la cuchilla de plástico para desprender una de las esquinas y después lentamente pele el vinilo al mismo tiempo que aplica vapor. Si queda algún residuo de adhesivo en la superficie, puede volver a pasar el vapor ahora añadiendo un paño y utilizando un detergente suave o un disolvente para restaurar la superficie.